El marketing tradicional ha perdido efectividad, no es suficiente para generar relaciones de largo plazo con los clientes y consumidores. Las marcas deben ser relevantes para lograr relaciones sólidas y rentables con sus clientes. La manera de ser más relevante es generando una relación más humana y comprometida con sus clientes y el mundo que les rodea. Esta relevancia implica un involucramiento de las empresas en el medio en el que operan, con conciencia que sus clientes no son sólo consumidores, sino personas que quieren que el mundo sea un lugar mejor y que esperan que las empresas a las que compran productos o servicios tengan una participación activa para que así sea.

El Marketing con Propósito puede convertirse en la principal forma en que las empresas expresan su responsabilidad social corporativa de forma sostenible pero con un objetivo adicional de capitalización de su inversión en forma de retorno medible. Los activos más importantes para las empresas son los activos intangibles, conformados por: creatividad, innovación y reputación. Estos activos contribuyen a la construcción de la percepción sobre la empresa, por parte de los stakeholders, como un ente que contribuye al bienestar y/o mejora de la sociedad y el país, impactando a su vez en los resultados de la empresa. Este es el entorno que propicia la generación de esta idea de negocio que innova la forma de financiar proyectos de impacto en la sociedad con obtenciónde retornos medibles y cuantitativos para las empresas.

Comment